31 Mayo

Experiencia profesional al servicio de la sociedad

25 voluntarios Repsol han participado en “Experiencias que suman” la primera maratón de voluntariado corporativo celebrada en España. Durante dos jornadas, el equipo de voluntarios ha puesto sus conocimientos profesionales al servicio de la Fundación Energía sin Fronteras y la Fundación Iter.

La primera jornada se ha celebrado en Campus Repsol, donde los voluntarios se han reunido con los responsables del equipo de Energía sin Fronteras para trazar un plan de acción que resolviera el reto de captar y fidelizar nuevos voluntarios, haciendo especial hincapié en aspectos relacionados con la comunicación interna y el trabajo en equipo.

Energía sin Fronteras es una organización sin ánimo de lucro que trabaja para facilitar el acceso a la energía y agua potable a las poblaciones que se encuentran aisladas de los núcleos urbanos en países del África subsahariana y en Latinoamérica.

Raquel, una de las voluntarias que ha participado en esta iniciativa destacó que “hay que luchar por cosas que merecen la pena. Los voluntarios venimos con muchas ganas y además tenemos unos conocimientos profesionales que es importante ponerlos al servicio de la sociedad”.

Albano, otro de los voluntarios,  no se lo pensó dos veces y se unió  a la iniciativa “Experiencias que suman” de voluntariado Repsol. Como él mismo señala, ha sido un aprendizaje mutuo, ya que le ha permitido “comprender los retos y problemas a los que se enfrentan diferentes entidades sociales”.

Además, cuatro  voluntarios asesores han colaborado en el diagnóstico de las necesidades tanto de Energía sin Fronteras como de Fundación Iter. De esta forma, los voluntarios Repsol han ayudado a estas dos fundaciones en los aspectos que más necesitaban. Una de estas voluntarias asesoras es Encarna Sanz, que tras prejubilarse decidió “dar toda mi energía a la sociedad”. De esta experiencia, Encarna destaca cómo los voluntarios que provienen de grandes empresas pueden ayudar a las entidades sociales a dotarse de una organización y procedimientos más eficientes para desarrollar su labor.

La segunda jornada tuvo lugar en la sede de la Fundación. Dos grupos de trabajo compartieron una intensa jornada con los responsables de Fundación Iter, que se dedica a apoyar a jóvenes en situación de vulnerabilidad para ayudarles en la búsqueda de empleo. Junto a esta entidad se buscó solución a dos retos.  Por una parte, mejorar la comunicación y el marketing social, fortaleciendo la cartera de empresas colaboradoras y por otro, trabajar  el diseño de itinerarios que favorezcan la creación de puestos de trabajo para la población juvenil.

Fundación Repsol ha puesto en marcha esta iniciativa de voluntariado pionera en España. Para ello ha contado con el apoyo y asesoramiento de la Fundación Hazloposible, que ha trabajado con los creadores de esta metodología, la organización francesa ProBono Lab. Con esta actividad los voluntarios utilizan sus conocimientos y habilidades en un contexto diferente. Además, se genera un alto valor social, ya que contribuyen a resolver una necesidad real y relevante para una entidad.

Si quieres conocer más sobre esta u otras iniciativas de Voluntariado Repsol, ¡Hazte voluntario y únete a un equipo de más de 3.000 personas que ponen toda su energía al servicio de la sociedad!

1